viernes, 14 de octubre de 2011

A ella

Nuestras pieles caen como aves silenciosas
dentro de nuestra vida.
El silencio del cielo tiene el idioma
de tus ojos tristes.
Tu forma es el placer doloroso
de mi felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario